Si no eres creativo nunca serás buen comunicador, por Iñigo Lapetra

Hace muchos años, cuando empezaba a trabajar en una agencia de comunicación gestionando una cartera de varios clientes llegué a la conclusión de que “no existen temas invendibles” sino profesionales sin ganas de innovar. Esta es una premisa de la que cada día estoy más convencido así que, cada vez que tengo oportunidad, la dejo caer y curiosamente siempre hay alguna persona que se siente aludida y se cabrea.

La Comunicación es un sector donde existen cuatro claves que te abrirán la inmensa mayoría de las puertas, la primera de ellas es la credibilidad que será siempre vital para cualquier cosa que hagas. Si los periodistas no te creen, no confían en ti, date por jodido y dedícate a otra cosa. Y la credibilidad implica dos requisitos fundamentales: que te conozcan y que se fíen de ti como profesional y como persona.

Volvamos a estas cuatro claves de cara a comunicar, salvada la credibilidad, otra de estas llaves que además viene especialmente a colación hoy no es otra que la creatividad. Porque amigos míos, la comunicación no es un corta pega, ni siquiera es un relato coherente de las noticias que los grandes jefes quieren que transmitas. La comunicación es el arte de hacer llegar a tus públicos los mensajes que necesites transmitir, y para lograrlo tendrás que ser ante todo un buen estratega. Es por ello que si no haces uso de la creatividad te estarás perdiendo la posibilidad de triunfar y salir por la puerta grande con cualquiera de las historias que tengas entre manos.

Dejadme que ponga sobre la mesa dos de mis ejemplos favoritos para demostrar cómo la creatividad puede suplir casi cualquier obstáculo:

El primero de ellos es el Informe Durex. Imaginaros un directivo de marketing o publicidad de una marca de preservativos que le dice a su agencia: necesitamos hacer una campaña de comunicación donde se asocie nuestra marca a virilidad, sexualidad y salud. Un profesional poco creativo se haría el harakiri, la persona a quien le encargaron esto se inventó el Informe Durex sobre Bienestar Sexual en el que se facilitaban datos tan golosos a los medios que acabó abriendo la inmensa mayoría de los informativos de televisión y radio, así como las paginas de salud o sociedad de los periódicos.Este informe se viene repitiendo cada año con resultados idénticos al primero.

El segundo ejemplo es otro informe, en este caso el Informe Flex. Aquí el directivo dijo “quiero una acción de comunicación que asocie el descanso y la calidad del sueño con mi marca”. El resultado fue muy parecido al conseguido con Durex pero tratando un tema mucho menos vendible porque no olvidemos que el sexo siempre acapara las noticias más leídas y, además, los medios lo saben y lo explotan. En este caso los temas tratados eran los hábitos de los españoles antes de irse a dormir, sus preocupaciones, si leían o veían la tele, las horas que descansaban.Este informe sin embargo se hizo en el año 2006 y no se ha repetido nunca más, una pena.

Puedes leer más entradas, artículos y experiencias de Iñigo Lapetra haciendo clic en estos enlaces.

Anuncios